04 Feb El Camafeo

No recordaba otra vida que no fuera la del bosque, ni otra edad que la que tenía entonces, ese había sido su mundo desde tiempos inmemorables.

Corriendo entre los árboles, comunicándose con la naturaleza, las mariposas la cubrían de besos hasta formar vestidos multicolores en los estíos, y los lobos la abrigaban son su suave pelaje en los duros inviernos.

Pero en todo mundo perfecto el equilibrio es delicado, y así sucedió que pasó por aquel bosque un hombre.

Los hombres casi siempre traen cambios irreparables…

Sucedió que ella y el hombre se encontraron, ocurrió contra todo pronóstico, porque ella era invisible al  el ojo  humano, y desde ese mismo instante  supieron que estarían unidos para siempre.

Pero era imposible llevársela a su mundo, donde no podía transformarse en una mujer real de carne y hueso. Y como el amor todo lo puede ella accedió … e introdujo su esencia en el interior de un hermoso camafeo para poder viajar con él al universo humano.

Dicen que él nunca se casó, ni se le conoció mujer alguna. Dicen que no se separaba de una joya que llevaba siempre consigo.

Antes de fallecer, ya muy mayor, le entregó el camafeo a un amigo de confianza y le rogó que lo devolviera al bosque, de donde procedía.

Yo lo encontré en un riachuelo, que dicen las leyendas es  dónde habitan las hadas, y al mirarlo detenidamente se ha ido dibujando sin pensar esta historia.

IMG_6304

Tags:
2 Comentarios
  • Ramon Hidalgo
    Publicado a las 23:50h, 04 febrero Responder

    Quien cree en el amor no duda que esta historia que cuentas en elCamafeo es real…pero hay que amar de verdad para que zeproduzca esa fusion de cuerpo y espiritu…sigue escribiendo cosas tan bonitas como esta historia.

Publica un comentario