13 Nov Una Pequeña Reflexión

Creemos que lo controlamos todo, pero de desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, incluso cuando dormimos no sabemos que viene después, ni como viene.

Hacernos conscientes de nuestra propia fragilidad nos da tanto miedo que muchas veces, preferimos huir y embarcarnos en una vida llena de ocupaciones  donde el “estar haciendo algo” sea sinónimo de éxito y nos ofrezca esa falsa promesa de seguridad.

Pero no podemos escapar del miedo, de ese miedo a vivir sin certezas… bueno si… una… la de que al final a todos nos espera la muerte. Porque absolutamente todo el mundo muere. Ese supuesto “fin” que lo transforma todo, y que nos iguala… esa muerte que de alguna manera da sentido a la vida.

Solo cuando asimos al miedo de la mano, y lo convertimos en nuestro compañero de viaje podemos continuar..

¿Ves? Un pequeño movimiento … y ya he dado otro paso.

woods2-ireneblanco

 

1Comentario
  • Ramon Hidalgo
    Publicado a las 10:42h, 13 noviembre Responder

    Bonitas palabras Irene…No hacen falta extensos relatos para decir las verdades y realidades y admitir, como tu señalas ,que la muerte es el compañero silente de nuestra vida y que cogerá el testigo en esa desconocida segunda parte de nuestra existencia …

Publica un comentario